Descubre cómo utilizar la Postdata en tus emails

 

posdata en un email

 

 


Las buenas historias hay que contarlas desde el principio.

Bienvenido a un capítulo más de tu blog de copywriting.

Hoy le toca el turno a la postdata. En este post vas a encontrar todo lo que necesitas saber acerca de este término gramatical, muy poderoso en copywriting, y cómo su uso puede cambiar, por completo, la efectividad de un texto.

Aunque antes de “meternos en harina”, imagina por un momento.

Nos vamos de viaje, cerramos la maleta (a duras penas) y de repente nos damos cuenta de que no hemos metido la bolsa de aseo. El momento de volver a abrir la maleta, recolocar lo descolocado y el sufrimiento de volver a cerrarla se hubiese arreglado, en términos gramaticales, con una posdata. ¿Verdad?

¿Listo para iniciar el viaje y descubrir todo y más sobre la posdata?

¡Comenzamos!

¿Qué es una posdata?

La posdata es la guinda del pastel de un texto.

 

posdata en correos electrónicos

 

 

Su abreviatura contiene siempre información relevante. Dicho de otra forma, se trata de incorporar al texto, al final, información adicional con la intención de aclarar o de sumar algún dato reseñable.

El concepto proviene de la expresión latina post-data y puedes escribirlo mediante las siglas PD, que significa después del documento o, PS (Post Scriptum), que significa después del escrito.

La posdata debe ir siempre en mayúsculas al igual que la primera letra de nuestro texto. En castellano, puede escribirse como posdata o postdata, ambas palabras aceptadas por la Real Academia Española (RAE).

Si nos remontamos décadas atrás, las posdatas eran muy útiles en las cartas manuscritas o cuando se desarrollaban con máquina de escribir (ahora también nos vendría bien en otros casos, como a la hora de cerrar las maletas). Hay películas que incluso han inclido en su título un original posdata.

 

¿qué es una posdata?

*Foto extraída de filmaffinity

 

   

En la época 2.0 y con la relevancia del correo electrónico como medio de comunicación, las posdatas han adquirido su propia función dentro del copy en nuestros emails.

¿Quieres saber más? No te vayas que te lo explico a continuación.

 

¿Cuándo se utiliza la posdata en los emails?

Nuestras razones van más allá de la pura estadística. Por lo general somos muy fan de las posdatas.

Por eso te voy a contar porqué debes incluirlas en tus textos.

 

Las posdatas pueden ser un hábito más.

En este objetivo debe primar la creatividad. Las posdatas pueden convertirse en una manera de llamar la atención de tus suscriptores de forma indirecta.

Te pongo un ejemplo.

Imagínate añadir una frase célebre del cine español en cada uno de tus e-mails. ¿Qué ocurriría? Que todos tus suscriptores esperarán, con expectación, al final de tu e-mail para poder leer la frase. Puedes utilizar tus posdatas para hacer una aclaración de algún aspecto de tu copy, para resaltar algún dato relevante o para una broma, consejo o spoiler del siguiente capítulo del blog.

 

Las posdatas son muy versátiles y le dan a tu texto un extra de curiosidad, personalidad y originalidad, haciendo de tu copy un recuerdo inolvidable. 

 

La posdata es un lugar para soñar…

Estás en una posdata. Ciudad sin ley. Aquí vale prácticamente todo.

Puedes cambiar el tono de tu comunicación y terminar el mail utilizando el storytelling. Pero como todo en la vida…tiene su parte oscura. Al final, esa posdata va a terminar siendo aquello con lo que se queda tu suscriptor: elige bien tus palabras.

 

El lugar ideal para poner tus FAQS

Le llaman la venta cruzada.

Si estás enviando una secuencia de correos electrónicos que culminan en un email de venta, en una promo, en un registro a tu web, seguro que tus suscriptores tendrán miles de preguntas antes de darte el SÍ QUIERO.

En las páginas de venta puedes resolver estas cuestiones en una sección de preguntas frecuentes, también conocidas como FaQs, y que pueden aparecer al final de tu email a modo de aclaración.

No sé qué decirte, yo me encuentro esto…y que me pongan el anillo ¡que me caso!

Posdata en correos electronicos

 

Un poquito de intensidad

El buyer persona es la figura camaleónica en sus redes. Puede ser de mil maneras diferentes: desde más serio a más alegre, dedicar más o menos tiempo a sus suscriptores, e incluso añadir diferente contenido a su web.

Es cierto en nuestra empresa debe primar lo profesional. Pero…

¿Y si te digo que la posdata podría cruzar esa línea entre lo personal y lo profesional?

La posdata no es un lugar invasivo, aunque dentro del guion podemos improvisar ¿Verdad? Aprovecha y añade una frase intensita o lo que te apetezca ¡eso sí! Habiendo incluido previamente toda la información relevante y necesaria para tu lector.

 

Los enlaces

Como las posdatas, rompen visualmente los bloques de contenido de los emails. Los enlaces que coloques tendrán, de buenas a primeras, una mayor visibilidad. No es lo mismo identificar un anchor text (o texto ancla) de color azul en un bloque de cinco líneas que en dos líneas, tras una firma y en letra cursiva. En este sentido puedes recordar en tu posdata los enlaces de interés que menciones en tu correo electrónico.

PD: recuerda incluirlos siempre al final.

 

Manos al teclado… ¡Es una posdata!

Las posdatas también pueden servirte para comunicarte con tus suscriptores. Es el lugar en el que le puedes pedir feedback a través de su opinión o simplemente que te comuniquen sus impresiones respecto a la información que has tratado en el email.

No dejes de pedirlo si esto te interesa que ocurra. Si lo deseas, tendrás más posibilidades de recibir respuestas, gracias a tu postdata.

 

Posdata emails

                                        *Foto: Juanfran Martínez

 

1+1 son 7. O eso decían los Serrano…

Esta opción ¡me encanta! 

Imagina una lista de posdatas. La primera y más importante colocada la primera y así hasta el número infinita. Como un tobogán.

Si te encuentras con la primera posdata y ves que más abajo hay más… ¿No te lanzarías, con curiosidad, a leer la segunda? Y luego la tercera…

Te recomiendo, como en todo, un uso prudente y consciente de la posdata. Como máximo utiliza tres, porque facilitará la lectura y la comunicación con tu cliente, suscriptor o público, sin llegar a cansarle.

 

*Foto extraída de Fotogramas

 

Y hasta aquí el post de hoy, espero que te haya servido de ayuda para empezar a trabajar las posdatas en tus correos electrónicos.

 

PD: Puedes aprender más copywriting en:

Web http://www.mariaabad.es​

Bloghttps://mariaabad.es/blog-copywriting​…

FanPage https://www.facebook.com/groups/copyw​…

Podcast https://mariaabad.es/podcast-emprende​…

 

PD2: ¡Gracias por estar ahí!

PD3: Termino con una frase de cine, en concreto de la Guerra de Las Galaxias con un toque personal:

Que la fuerza (y las posdatas) te acompañen.

M.